Ir al contenido principal

MUJER CORAJE 2: ELLEN KUZWAYO

ELLEN KUZWAYO

 Escritora, maestra, trabajadora social, activista política, líder.
Nació el 29 de junio de 1914, en Sudáfrica. Era hija única de una familia privilegiada negra, en una granja en el Estado Libre de Orange. Su padre era un hombre de negocios de Soweto y activista del ANC; su abuelo materno se licenció en una universidad misionera en 1879 y fue director de un colegio masculino multirracial e intérprete judicial y también activista político.
 
A los 22 años empezó a asistir a las conferencias del Congreso Nacional Africano con su padre. En 1930 heredó la granja familiar, pero la perdió en los años setenta, cuando la zona fue recalificada y sólo podían ser propietarios los blancos.
Durante años trabajó como maestra, renunció a la enseñanza en 1952, cuando el gobierno nacionalista presentó la Ley de Educación Bantú, que reducía las oportunidades de educación a la comunidad negra. Ellen dijo que no tenía la fuerza o el coraje de enseñar a sus alumnos “lo que parecía ser muy tóxicos para sus mentes”.
 
Siendo ya madre volvió a estudiar y sacó el título de trabajadora social. Se negó a trabajar con las agencias gubernamentales, colaboró en cambio, con organizaciones voluntarias, como la Asociación Cristiana Femenina, donde trabajó con las mujeres en las comunidades desfavorecidas en el Transval. Hizo campaña contra la mortalidad infantil y promovió las industrias artesanales. Acabó siendo una figura reverenciada de Soweto -conocida como Ma K(madre)-, que asesoraba a grupos de mujeres, iglesias y colegios.
En la década de los años cuarenta se unió a Nelson Mandela, Walter Sisulu, Oliver Tambo y otros en la formación de la disidente Liga Juvenil del Congreso Nacional Africano, una rama del Congreso, de la que fue secretaria.
Tras la matanza de jóvenes estudiantes en 1976, en Soweto, se comprometió con el movimiento de protesta contra el régimen del apartheid. Ellen se convirtió en la única mujer de un comité de 10 personas que gobernaba informalmente el barrio cuando los miembros de la resistencia se negaban a pagar los alquileres al despreciado Consejo Urbano Bantú, nombrado por el Gobierno blanco. A consecuencia de ello, fue encarcelada sin cargos durante cinco meses en 1977.
 
Más tarde ayudó a establecer la Fundación Urbana, que presionaba al Gobierno para que permitiera a los negros ser propietarios de sus casas, y durante mucho tiempo fue asesora del Consejo de Hermanas Zamani de Soweto, el organismo que agrupa a las organizaciones de autoayuda de mujeres; fue también la primera presidenta de la Unión de Consumidores Negros y la secretaria general de la Asociación de Jóvenes Cristianas.
Su nombre sobresalió como líder en la defensa de los derechos de las mujeres sudafricanas. En 1979 fue nombrada Mujer del Año, un premio otorgado por uno de los principales diarios de Johannesburgo.
Ellen Kuzwayo, fue la única mujer y la menos conocida de los fundadores de la lucha contra la segregación en Suráfrica, que aportó una sosegada fuerza moral durante la transición del Congreso Nacional Africano de movimiento ilegal a partido en el poder. Tras el nombramiento de Nelson Mandela como presidente en 1994, Ellen se convirtió, a los 79 años, en miembro del primer parlamento multirracial, en el que participó durante cinco años. En 1999 el presidente Nelson Mandela le concedió la Orden de Servicio Meritorio.
Su autobiografía publicada en 1985, titulada Call me woman describe las palizas y abusos que sufrió de su primer marido. Cuando se separó de él, la ley le concedió la custodia de sus dos hijos al marido y no los pudo ver durante años. Su hijo mayor murió con 30 años
Esta obra la convirtió en la primera escritora negra que ganó el premio literario más prestigioso de Suráfrica, el CNA. Después de un largo periodo de silencio, en 1996 publicó: Siéntate y escucha: historias de Sudáfrica. Es una colección de historias cortas en las que ella tomó el papel de narrador oral, para mantener viva la herencia cultural africana, en la que destaca el valor de las tradiciones y la situación de las mujeres atrapadas entre la antigua y nueva Sudáfrica.
Participó en varias películas y documentales. Murió el 19 de abril del 2006, a la edad de 91 años.

Comentarios

Entradas populares de este blog

PEDAGOGÍA DE LA PARTICIPACIÓN INFANTIL

Una pedagogía de la participación infantil debe por lo menos considerar:·La información y comprensión de los niños sobre lo que significa ser sujeto de Derechos y la comprensión e implicaciones de su derecho a la participación.·El estimulo de un estilo de liderazgo no competitivo, donde los aportes se miran no por el niño o la niña que más habla, sino por aquél que más aporta sin pretensiones de protagonismo y competencia individual y que tiene capacidad para representar a sus pares más allá de sus necesidades individuales.·El reconocimiento de los adultos de la capacidad del niño para expresarse, su derecho a ser escuchado y la aceptación de formas de comunicación no únicamente escriturales y orales.·El partir en los procesos pedagógicos de las características del niño/niña por edad, nivel de maduración, características personales y culturales, experiencias, etc. El entorno en que se ha desarrollado, y la vivencia de la participación son elementos que influyen sobre su forma de ser e…

EL FOLCLORE DE NUESTRA GENERACIÓN: PREHISTORIA DEL ESTADO AVANZADO DEL CAPITALISMO (Haruki Murakami)

EL FOLCLORE DE NUESTRA GENERACIÓN: PREHISTORIA DEL ESTADO AVANZADO DEL CAPITALISMO (Haruki Murakami)

Nací en el año 1949. En 1961 empecé la enseñanza media y, en 1967 entré en la universidad. Cumplí los 20 años en pleno auge de las aparatosas revueltas estudiantiles que todos conocéis. En este sentido, creo que se me puede considerar un típico hijo de los años 60. Pasé el período más vulnerable, más inmaduro y, a la vez, más decisivo de mi vida respirando a pleno pulmón el aire salvaje, improvisado y espontáneo de los años 60 que, como es lógico, acabó emborrachándome por completo. ¡Había tantas puertas que debíamos abrir de una patada! Sí. ¡Y que fantástico es tener ante los ojos puertas para que las abriéramos a puntapiés! Y todo eso con los Doors, los Beatles, Bob Dylan y los otros como música de fondo.


Después de leer esto me pregunto: si ahora también vemos puertas a las que darle patadas y abrirlas a puntapiés ¿Por qué no nos parece fantástico hacerlo y nos quedamos pasmados, con…

AMANDO/ARMANDO SUSURRADORES

Armando susurradores Desde hace un tiempo deseaba mostrarles este trabajo. Todo surgió a partir de una actividad con juegos didácticos para niños. Una de esos juegos-aprendizaje tenían que ver con susurradores.
Y como siempre, una idea trae aparejado diez preguntas y las ganas de saber. ¿Qué son? ¿Para qué sirven? ¿Cómo los usan en otros lugares? ¿Dónde se originaron?.....

Los susurradores son tubos de cartón que sirven para transmitir poesías o coplas que se recitan al oído, para lo cual se necesita un tubo de cartón, dos personas y un poema. Son una dulce forma de acercar a dos personas, de regalarle un pensamiento sin invadirla, de transportar a alguien con un mensaje sin moverse del lugar.
Los susurradores transmiten pequeñas piezas literarias al oído de las personas por medio de este elemento.
En el momento en que a la persona se le susurra en el oído la cara de éste va cambiando, de la sonrisa a la meditación o al asombro. (1)
En esa ceremonia íntima se establece un v…