Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de junio, 2016

LA DESPEDIDA

Llegó el domingo pasada la mañana. La luz del sol a través de la ventana apoyaba sus rayos en la aguja que marcaba la una en el reloj de la iglesia.
Se abrazaron. Aquellos que una vez tuvieron a la parca de los sueños hilando por un futuro juntos; ahora se tocaban y se sentían con la intensidad de la piel que quiere conservar en su memoria los últimos abrazos.
Deseo. El dolor trae deseo. No lo había experimentado hasta este ahora. Ni siquiera el enamoramiento y todo un cuerpo de hormonas sin cabeza habían hecho estallar esta emoción tan sublime.
Paradoja. Era ahora que terminaban su relación cuando y cuanto más le deseaba.
Hablaron un buen rato y estallaron más fuegos artificiales. Un conjunto colorido y luminoso de celos. Sí, celos.
Ella intenta sacar de su bolsillo la piedra filosofal que le responda si esto se debe a que ahora está sola y la que abandonó es, en esta ocasión, abandonada. Y lo que estaba arriba (aunque nunca se sintió reina), está abajo.
¿O todo ha sido un conjuro má…

EL ÚLTIMO LUNES DE PRIMAVERA

SIETE PECES NARANJAS
DIERON LA SEÑAL
DE CAMBIO DE ESTILO
EN LA CALLE DE AQUELLA PISCINA.




LA SERPIENTE DE EVA
FUE ATROPELLADA  POR EL STRESS:
DEMASIADO...OCHO HORAS AL DÍA
TENTANDO CON LA RUTINA.

LAS FLORES DE LA LAGUNA
REZUMARON SU OLOR
TRAS UNA FUERTE TORMENTA DE LÁGRIMAS.
REGALO INFINITO DE LA BUENA SUERTE.



A ESE GATO SIEMPRE PUEDES ENCONTRARLO
EN LA ESTACIÓN DE LA VIDA.
ES ÉL QUIEN TE AVISA DEL MOMENTO DE LA PARTIDA.

PERO.............AUN ASÍ


LA AGUJA DE LOS MOMENTOS
LES DIÓ LO SUFICIENTE
A AQUELLOS AMANTES
PARA BAÑAR LA DESPEDIDA
EN LA DESNUDEZ DEL AMOR VERDADERO.


CANCIONES PRESTADAS
QUE SIRVIERON PARA SIEMPRE
PARA VESTIR ALGO MÁS QUE SUS CUERPOS.


TÚ A MI Y YO A TÍ

TÚ A MÍ







YO A TÍ






>

ESTO NO ES UN CUENTO

Alicia se miró en el espejo. Rapunzel fue a visitar a la abuelita.
Cenicienta mordió la manzana envenenada.
Blancanieves encontró al conejo con el reloj parado.
Alicia se volvió a mirar en el espejo
preguntándole en qué cuento se encontraba.
El espejo respondío con su reflejo:
EL QUE QUIERAS CREAR. EL TUYO PROPIO.