Ir al contenido principal

¿QUÉ CREES QUE ES LA SOLIDARIDAD?

SOLMAN
Solidaridad Manchega con los países del Tercer Mundo.
CIUDAD REAL.

Sobre el artículo de Lourdes Zambrano “El voluntariado en cuestión”.- Cuadernos C.J., nº 105, marzo-2001.



Modelos de solidaridad.

Podemos considerar tres modelos básicos:

a) Modelo asistencial: Equivaldría al famoso “dar el pez”, para que alguien pueda comer.

b) Modelo promocional: Vendría a ser el “regalar la caña y enseñar a pescar”, para que cada uno sea capaz de valerse por sí mismo y buscar su propia comida.

c) Modelo estructural: Equivaldría a “crear las condiciones para que el que tiene la caña y sabe pescar pueda pescar realmente”; lo que supondría, por ejemplo, que existan ríos no contaminados donde poder practicar la pesca, que esos ríos no estén en el terreno particular de algún terrateniente que no permite el paso, que haya leyes justas para que todos puedan pescar.., etc.

Quedarse en el primero, o en los dos primeros modelos, puede suponer colaborar en el mantenimiento de los males estructurales que provocan las situaciones cuyos efectos queremos solucionar, paliando estos efectos y aliviando sufrimientos que son responsabilidad de toda la sociedad y que, de esta manera asistidos, pierden virulencia y gravedad. Es decir, se pueden resolver algunos problemas personales, pero no se soluciona el problema.

Esto no quiere decir que los modelos asistencial y promocional no puedan y deban funcionar en determinadas ocasiones, sino que debemos considerarlos insuficientes mientras no nos preguntemos el porqué de las situaciones que obligan a estas actuaciones, mientras no analicemos las causas de las mismas, las responsabilidades personales y colectivas, los nuevos caminos que se deberían emprender y los cambios necesarios para marchar por ellos...; es decir, mientras no consideremos la dimensión política o estructural de nuestro quehacer.

Para ello hay que estar dispuestos...

- a informarse / formarse para entender cómo funcionan en el mundo los mecanismos que generan dolor e injusticia, de los cuales podemos formar parte;

- a entrar en procesos de cambio personal que – a la vista de lo analizado, de lo que se va descubriendo – nos pueda ir transformando en personas nuevas;

- a denunciar con vigor las situaciones de injusticia, opresión y dominación, luchando contra ellas por los medios más adecuados.

Comentarios

Entradas populares de este blog

PEDAGOGÍA DE LA PARTICIPACIÓN INFANTIL

Una pedagogía de la participación infantil debe por lo menos considerar:·La información y comprensión de los niños sobre lo que significa ser sujeto de Derechos y la comprensión e implicaciones de su derecho a la participación.·El estimulo de un estilo de liderazgo no competitivo, donde los aportes se miran no por el niño o la niña que más habla, sino por aquél que más aporta sin pretensiones de protagonismo y competencia individual y que tiene capacidad para representar a sus pares más allá de sus necesidades individuales.·El reconocimiento de los adultos de la capacidad del niño para expresarse, su derecho a ser escuchado y la aceptación de formas de comunicación no únicamente escriturales y orales.·El partir en los procesos pedagógicos de las características del niño/niña por edad, nivel de maduración, características personales y culturales, experiencias, etc. El entorno en que se ha desarrollado, y la vivencia de la participación son elementos que influyen sobre su forma de ser e…

LA SABIDURÍA DE LOS CUENTOS DE HADAS (RUDOLF STEINER)

Pero nadie imagine que lo que ocurre durante el sueño en las honduras anímicas, no subsiste asimismo durante el período de vigilia. Un muy interesante descubrimiento de la ciencia espiritual muestra, que el hombre no sólo sueña cuando cree soñar, sino también en la vigilia. En realidad el sueño satura el alma, si bien el individuo no se da cuenta de ello, porque la conciencia de vigilia sofoca, por ser más fuerte, la onírica. Así como se hace más opaca una luz débil por la acción de otra más brillante, así la conciencia diurna ahoga este sueño ininterrumpido que se prosigue incluso durante la vida diurna normal, pero que subsiste en todo momento en el fondo del alma. El hombre, pues siempre sueña, aunque de ello no sea consciente, y de la profusión de los procesos que ocurren en los sueños inconscientes, y que son infinitos en comparación con el devenir de la conciencia diurna, emergen los que afloran a la conciencia, como gota de agua que se separa del amplio mar en el que se conte…

EL FOLCLORE DE NUESTRA GENERACIÓN: PREHISTORIA DEL ESTADO AVANZADO DEL CAPITALISMO (Haruki Murakami)

EL FOLCLORE DE NUESTRA GENERACIÓN: PREHISTORIA DEL ESTADO AVANZADO DEL CAPITALISMO (Haruki Murakami)

Nací en el año 1949. En 1961 empecé la enseñanza media y, en 1967 entré en la universidad. Cumplí los 20 años en pleno auge de las aparatosas revueltas estudiantiles que todos conocéis. En este sentido, creo que se me puede considerar un típico hijo de los años 60. Pasé el período más vulnerable, más inmaduro y, a la vez, más decisivo de mi vida respirando a pleno pulmón el aire salvaje, improvisado y espontáneo de los años 60 que, como es lógico, acabó emborrachándome por completo. ¡Había tantas puertas que debíamos abrir de una patada! Sí. ¡Y que fantástico es tener ante los ojos puertas para que las abriéramos a puntapiés! Y todo eso con los Doors, los Beatles, Bob Dylan y los otros como música de fondo.


Después de leer esto me pregunto: si ahora también vemos puertas a las que darle patadas y abrirlas a puntapiés ¿Por qué no nos parece fantástico hacerlo y nos quedamos pasmados, con…